En caso de fallecimiento el beneficiario recibirá el capital asegurado.